Marta forma parte de una biblioteca sentimental

“Para mí fueron Los Cuentos del Chiribitil. Esa colección publicada por el  que se distribuía semanalmente y que mis padres compraban en los kioscos del barrio. Ese fue mi primer acercamiento a la literatura. De todos esos volúmenes –más de 40– recuerdo especialmente dos: El mono doctor (de Guido Cinti, ilustrado por Tabaré) y El …

Seguir leyendo