Marta Giménez Pastor, nació en Argentina, en la ciudad de General Pico, Provincia de La Pampa, un 23 de diciembre de 1923. Hija de Carlos Giménez Pastor, director del diario “El Mercurio” de General Pico y de Sara Aragón Neyra, maestra.

Mi infancia fue muy feliz en el campo, en la pampa llena de paz, de rosales, árboles y calles de pueblo“.

Siendo aún muy pequeña se mudó con su familia a la Ciudad de Buenos Aires, pero siempre quedó ligada sentimental y profesionalmente a su pueblo natal, quien la recordó y nombró “Invitada ilustre”.

Las imágenes de mi infancia se han fijado en mi con tal firmeza que podría describir la casa en que vivía, el jardín, la plaza, la calle por donde pasaba el desfile de Carnaval en General Pico”.

Los primeros años de Marta en Buenos Aires no fueron fáciles. La nostalgia por su pueblo pampeano, por las tardes tranquilas de campo y la pérdida de su único hermano, la hicieron una niña solitaria.

“Sólo jugaba con mi imaginación por el largo corredor de la casa de la calle Malabia – recordaría años más tarde –  leía, admiraba a mi padre y a mis tíos Arturo y Aurelio Giménez Pastor, veía pintar a mi madre y no compartía fácilmente mi vida con otros chicos”.

Pero poco a poco Marta fue creciendo en la nueva ciudad y empezó a quererla.

 “Ahora adoro Buenos Aires. Me gusta todo de Buenos Aires: la gente, el color, su olor.”