La sopa de los bostezos en línea

Cuando eramos chicos, como a los protagonistas del cuento,  también nos gustaba la sopa de letras.

Seguramente Marta se inspiró en nosotros, sus propios hijos,  para escribir esta historia sencilla y divertida para los más chiquitos.

¡Cuánto tardábamos en terminarla! Porque en vez de tomarla, jugábamos a escribir nuestros nombres, sobrenombres, nombres de los amigos, vecinos, perros y gatos.  Todo era válido con tal de que tomáramos sopa… una sopa que después de un rato se convertía en la sopa de los bostezos.

 https://martagimenezpastor.com/la-sopa-de-los-bostezos/